Su Vida 3


Jorge Gottau nació en Esteban Gascón, provincia de Buenos Aires, el 23 de Mayo de 1917 en el seno de la familia formada por José Gottau y Juliana Bahl, inmigrantes alemanes del Volga, tuvo 15 hermanos. Cursó la escuela primaria en el colegio del Niño Jesús de la colonia San Miguel Arcangel. Desde pequeño sintió su vocación sacerdotal, a los 11 años de edad dejó su casa para ingresar al seminario menor de los Padres Redentoristas en Bella Vista. Allí comenzó el camino que lo llevaría a ser un misionero incansable y un verdadero padre de los pobres.

A principios de 1937, pasó al noviciado en Manuel Ocampo, cerca de Pergamino. Luego de un año hizo sus primeros votos religiosos en la Congregación del Santísimo Redentor. Tres días más tarde se trasladó al seminario de Villa Allende, Córdoba, donde completaría sus estudios de Filosofía y Teología. Allí descubrió los dones que Dios le había regalado para cumplir la misión encomendada.

El 19 de Octubre de 1942, en Villa Allende, recibió el sacramento del Orden Sagrado. Su primera Misa la celebró en la localidad de Santa Teresa, en La Pampa. En Julio de 1944 llegó a la parroquia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro de Darregueira para desempeñarse como sacerdote misionero hasta 1955 cuando asumió como párroco. Al poco tiempo, en 1956, fue electo Superior Provincial de los Padres Redentoristas de Argentina.

Durante el año 1961 la Santa Sede creó varias diócesis en nuestro país, entre ellas la de Añatuya, en la provincia de Santiago del Estero. La zona de Añatuya era muy pobre en recursos y medios, pero era más pobre aún en lo espiritual y religioso. Se necesitaba un obispo auténticamente misionero, y el Papa Juan XXIII encontró en Jorge Gottau a la persona indicada. Recibió la Consagración Episcopal de manos del cardenal Caggiano en la parroquia Nuestra Señora de las Victoria, en Buenos Aires, el día 26 de Agosto de 1961. El 1ro. de Octubre de ese mismo año se hizo cargo de su diócesis.

Recibió una diócesis que contaba sólo con 7 parroquias y 7 sacerdotes para atender 120.000 habitantes desperdigados en 68.000 Km2.  Al llegar a Añatuya, acompañado por el padre Emilio de Elejalde, recorrió toda la diócesis e inmediatamente se dedicó a conseguir recursos económicos y colaboradores para desarrollar una obra magnífica que llenó de esperanza a todos los habitantes de la región del chaco santiagueño.

Recibió apoyo de diócesis e instituciones de Alemania y de muchas parroquias de Buenos Aires, además cosechó agentes de pastoral en Europa y Latinoamérica.Durante los 31 años de ministerio episcopal creó 15 parroquias y más de 300 capillas, con la colaboración de 30 sacerdotes, 150 religiosas y gran cantidad de religiosos y laicos. También creó 25 centros educativos, contando entre ellos primarios, secundarios, terciarios, agrotécnicos, centros de capacitación laboral, talleres, una escuela de educación especial, etc. Además creó 6 hogares, uno para niños, tres de ancianos y dos de discapacitados. Promovió cooperativas y el denominado “Proyecto del Salado” que benefició a cientos de productores. Gestionó la construcción de canales de riego y la construcción de aljibes y postas sanitarias. Creó un plan de viviendas para erradicar las viviendas rancho, en las que se reproducen las vinchucas. También creó delegaciones de Cáritas y comedores en todas las parroquias. Además se crearon tres radios, un centro deportivo y un centro cultural.

Trascendiendo las fronteras de su diócesis, en el año 1970, creó la colecta nacional “Más por menos”destinada a las diócesis más necesitadas de nuestro país, constituyendo una puesta en común de los bienes entre los cristianos argentinos para que los que tienen MÁS ayuden a los que tienen MENOS.

Monseñor Jorge Gottau renunció por edad a la diócesis de Añatuya el día 19 de Diciembre de 1992.  Dejó la diócesis en una emotiva despedida en la que fue nombrado “ciudadano ilustre” por el Gobierno de Santiago del Estero, en reconocimiento a su extensa labor realizada. Falleció el 24 de Abril de 1994, a los 77 años, en la Ciudad de Buenos Aires. Actualmente sus restos descansan en la catedral de Añatuya.

 


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

3 Comentarios en “Su Vida

  • MARTA ALLUB

    Lo recuerdo a ese hombre alto y tierno cuando venía a Santiago Capital y se albergaba en casa de mi abuela, Lidia Mansur de Allub, quien con gran amor lo esperaba con sus ricas comidas árabes para homenajearlo. Fue un gran amigo de la familia. Sabemos de sus obras. Nos trajo bendiciones papales para toda la familia cuando realizó sus viajes al Vaticano.

  • Alfredo Jose LOERO

    Conoci a monseñor cuando tenia unos 6 años ya que mi padre Angel Loero fue su chofer durante varios años; lo recuerdo cuando venia a comer a mi casa, le encantaban las pastas que preparaba mi papa. la paz en todos los sentidos que trasmitia era algo inigualable. tengo un monton de anecdotas…. mi papa era ateo y siempre repetia con una sonrisa: los caminos que tiene el Señor poner mi vida en manos de ti Angel, ya que el no manejaba…fui monaguillo fue una epoca hermosa en mi vida, junto al padre Emilio, padre Suarez y padre Emilion. Gracias por permitir dejar estos recuerdos.

  • Ramon

    Conoci a este gran ser humano en el año 1970 cuando salia de predica por los caminos desolados del norte santiagueño.Campo Gallo Tintina Montequemao y cuantos lugares hasta los mas inospito llego este gran pastor con su ayuda y bendición,como no recordar a este gran evangelisador qu tanto hizo por esta diosecis.Colegios,Capillas,Viviendas,centros deportivo etc.